¡En el nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso!

 

 

 

 

 

INICIO                    FINAL

 

 

 


 

¿Qué es el Islam?
Escrito por
la Universidad Islámica de Madinah
Procedencia http://www.iu.edu.sa/arabic/
Traducción por
la Universidad Islámica de Madinah

 

 

En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

Alabado sea Dios, que Su paz y Sus bendiciones sean sobre Su último profeta y mensajero Muhammad hijo de Abdullah, su familia, sus compañeros y sobre todo aquel que le siga, en la forma correcta, hasta el Día del Juicio Final.

 

¿Qué es el Islam?

 

En su origen idiomático, la palabra Islam significa 'sometimiento', es decir el sometimiento total a la voluntad divina.

 

Una definición mas detallada de lo que es el Islam, sería el definirlo como: Dar testimonio de que no existe divinidad alguna fuera de Alá (El Único Dios verdadero que merece ser adorado) y Muhammad es Su profeta y Su mensajero.

 

Quien crea en estos dos conceptos con su corazón, los afirme con sus palabras y los practique con sus acciones, será considerado un musulmán; es decir un sometido. La creencia en estos dos testimonios, incluye también el creer en los seis pilares de la Fé (Al-imán) y la práctica de los cinco pilares del Islam, esto teniendo en mente el Ihsán; que significa adorar a Dios y temerle como si se le estuviera viendo, ya que si bien no se le ve, El si nos esta viendo.

 

El Islam es el sello de los mensajes celestiales, el cual Dios, alabado sea, descendió a Su último mensajero Muhammad hijo de Abdullah (que la paz y las bendiciones de Dios sean con el). El Islam es la religión verdadera y la única que Dios acepta. Dios ciertamente hizo del Islam una religión fácil de practicar y sin dificultades; así pues, no les exige a sus seguidores mas de lo que pueden soportar, ni los agobia con lo que no pueden cumplir.

 

El Islam es una religión basada en el monoteísmo (Unicidad de Dios), siendo su lema la veracidad, su objetivo la justicia, su espíritu la misericordia y su fortaleza la verdad. Es una religión que guía a sus seguidores hacia todo lo que les beneficia en esta vida y en la otra, así como los previene contra todo lo que los perjudica en su religión y en su vida terrenal. Es la religión con la que Dios purifica las diferentes creencias y las buenas costumbres y con la cual purifica la vida terrenal y la vida de mas allá.

El Islam es la religión con la cual Dios unió y une los diferentes y dispersos corazones, liberándolos de la oscuridad de la falsedad y guiándolos hacia la verdad y hacia el camino recto.

 

El mensaje del Islam busca alcanzar tres objetivos:

 

1. Enseñarle a la gente la verdadera naturaleza de su Señor y Creador, dándoles a conocer Sus bellos nombres, los cuales no comparte con criatura alguna, Sus elevados atributos, los cuales lo diferencian de toda la creación, Sus sabias acciones en las cuales no tiene socios y las obligaciones de sus siervos para con El, las cuales no se le deben a nadie más si no El.

 

2. Llamar a las criaturas hacia la adoración de Dios, sin asociarle nada ni nadie. A adorarlo obedeciendo las leyes que El ha dictado en su Santo Libro: El Sagrado Corán y en la tradición (Sunna) de Su Santo Profeta; apartándose de lo que El prohibió y practicando lo que El ordeno, pues esto les traerá la prosperidad y la felicidad en esta vida en la otra.

 

3. Recordar y advertir a las criaturas acerca de su destino después de la muerte, de lo que encontraran en sus tumbas y durante la resurrección, su rendimiento de cuentas y su destino final de acuerdo a sus acciones e intenciones: el paraíso o el infierno.

Podemos resumir los más importantes fundamentos del Islam en los siguientes puntos:

 

 

Los pilares de la Fé

 

El primer pilar: la creencia en Dios. Este pilar incluye los siguientes puntos:

 

1. La creencia en la soberanía absoluta de Dios; es decir que Dios es el creador, el Señor y el único que dicta el destino de sus criaturas.

 

2. La creencia en la divinidad de Dios; es decir que Dios es la única divinidad verdadera y todo lo que sea adorado fuera de El, es falso.

 

3. La creencia en sus nobles nombres y elevados atributos; es decir creer que Suyos son los mas nobles nombres, los atributos perfectos y que todo atributo o nombre que le podamos atribuir debe ser confirmado por el Corán o la Sunna del profeta de Dios.

 

El segundo pilar: la creencia en los Angeles. Los angeles son siervos honorables y puros. Creaciones de Dios, elevado sea, que le adoran día y noche y nunca le desobedecen, les han sido asignadas tareas específicas; entre ellos: Gabriel, que es el encargado de descender la revelación a quien Dios escoge de sus criaturas para profetas y mensajeros, Miguel, encargado de la lluvia y las plantas, Azrael, encargado de soplar el cuerno el Día de la Resurrección, también el ángel de la muerte que se encarga de recoger las almas durante la agonía.

 

El tercer pilar: La creencia en los libros. Dios, elevado sea, ha hecho descender a sus profetas y mensajeros libros, en los cuales hay guía para la humanidad así como el bien y la prosperidad. Muchos de estos libros fueron cambiados o perdidos, algunos fueron mencionados en el Corán:

 

1. La Tora, que Dios descendiera a Moisés (la paz sea con el) y que es el principal libro revelado al pueblo de Israel.

 

2. El Evangelio revelado a Jesús (la paz sea con el).

 

3. Los Salmos (Azzabur) que le fuera revelado a David (la paz sea con el).

 

4. Los pergaminos (Assuhuf) de Abraham (la paz sea con el).

 

5. El Sagrado Corán, que Dios descendió a Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con el) el último de Sus profetas y el sello de sus mensajeros. Con la revelación del Corán quedaron abrogadas todos los libros anteriores y Dios mismo se ha encargado de su preservación, pues este se mantendrá como una prueba irrefutable contra quien no crea hasta el Día del Juicio Final.

 

El cuarto pilar: La creencia (Fé) en los profetas y mensajeros que Dios, elevado sea, envió a la humanidad, el primero de los enviados fue Noé (la paz sea con el) y el último de ellos Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con el). Todos los profetas y enviados, incluyendo a Jesús y 'Uzair (Ezra) (que la paz sea con ellos dos), son seres humanos, creaciones y no poseen ninguna característica divina, pues son siervos de Dios de entre los muchos siervos de Dios, distinguiéndose de los demás porque Dios los agració con un mensaje. El último de estos mensajeros fue Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con el), pues fue enviado para toda la humanidad, y no vendrá después de el profeta alguno.

 

El quinto pilar: La Fé en el Día del Juicio Final. Este día es el día de la resurrección, después del cual no habrán más días. En ese día, Dios resucitara a la gente, las hará salir de sus tumbas y se decidirá su próxima estadía, que será eterna, ya sea esta en el paraíso o el fuego del infierno. La creencia en el Día del Juicio Final incluye creer en todos los acontecimientos que ocurrirán después de la muerte, tales como la tribulación de la tumba, tanto el castigo en ella como la tranquilidad de la misma, lo que viene después de la tumba: la resurrección y la rendición de cuentas y finalmente el paraíso o el fuego del infierno.

 

El sexto pilar: La creencia en el Destino (Al-Qadr). Creer en el destino significa creer en Dios, alabado sea, es el que decide y crea los acontecimientos y las criaturas de acuerdo con su conocimiento previo y absoluto y como lo decidiera su absoluta sabiduría. Así, a Dios solamente pertenece el conocimiento de todas las cosas desde siempre. Dios mantiene el destino de toda creación registrado en el Lauh Al-Mahfudh (La Tabla preservada), que El mismo creó. Todas las criaturas y acontecimientos han sido creados por Su voluntad y nada es o existe sin que Sea su voluntad.

 

 

Los pilares del Islam

 

Los pilares de la fé están relacionados con la creencia y los pilares del Islam son la aplicación de esa creencia en actos. Así, quien niegue alguno de estos pilares no puede ser llamado musulmán pues no se ha sometido totalmente a la Voluntad Divina.

 

El primer pilar: Atestiguar que no hay mas divinidad aparte de Dios y que Muhammad es Su siervo y mensajero. Este testimonio, es el principal fundamento del Islam. El significado de "no hay más divinidad aparte de Dios" es que: no existe nada que merezca ser adorado sino Dios, pues El es el Dios verdadero y toda otra divinidad es falsa, con divinidad, queremos decir lo que es adorado, ya sea que lo merezca o no.

 

El significado de testificar que Muhammad es el siervo y mensajero de Dios, implicá creer en lo que nos informó acerca de Dios y su religión. Implica también obedecer todas sus ordenes y abstenerse de todo lo que prohibió. La implicación más importante de este testimonio es que no se debe adorar a Dios sino de la forma que el (Muhammad) nos enseño.

 

El segundo pilar: La Oración (Assalá). Dios ha prescrito a los musulmanes cinco oraciones al día, a ser practicadas en cinco horarios determinados. La oración es la obligación divina que vincula al musulmán con su Señor. Sus beneficios son grandísimos; purifica el alma de los errores, la preserva de toda cosa ilícita y reprobable, es una de las mejores formas de agradecer las infinitas bendiciones de Dios, etc.

 

El tercer pilar: Azzaká (El Azzaque) o Limosna a los pobres. Es el pilar que obliga al hombre musulmán, hábil por derecho, a purificar su riqueza pagando una cierta cantidad de sus bienes (el 2.5%) anual. La riqueza recaudada del zakat, está destinada a los pobres a lo necesitados, etc, a todos aquellos que han sido especificados en el Corán. Los pobres no están obligados a pagarlo y es para los ricos una forma de purificación, tanto material como espiritual. También en una forma de inversión en el bienestar social y económico, pues ayuda en gran manera a disminuir la pobreza y los problemas que esta acarrea.

 

El cuarto pilar: El ayuno. El ayuno en el mes de Ramadan, que es el noveno mes del calendario lunar. En este mes se reúnen los musulmanes, absteniéndose todos de sus deseos mas básicos, como son la comida, la bebida y las relaciones sexuales durante el día; desde el amanecer hasta el ocaso, Dios, alabado sea, los recompensa por su ayuno haciéndolos mejores musulmanes y aumentando su fé, perdonándoles sus errores, malas acciones, etc.

 

El quinto pilar: La Peregrinación (al-Hajj). La peregrinación, o visita a la Sagrada Casa de Dios en Meca, es una obligación para todo musulmán hábil y con los medios para realizar el viaje. Durante la peregrinación el peregrino realiza una serie de ritos religiosos, en lugares determinados en días determinados por la ley islámica. La peregrinación es obligatoria una vez en la vida. Durante la peregrinación se reúnen los musulmanes de todo el mundo y de todas las razas para adorar a un solo Dios, todos portando una sola vestimenta, sin diferencias entre ricos y pobres.

 

 

El Ihsán

 

El Ihsán significa el adorar a Dios, alabado sea, cumpliendo con los pilares de la Fé y el Islam, como si se lo estuviera viendo, pues si bien no se lo puede ver ciertamente El ve.

Es decir el Ihsán significa sentir esa realidad en nuestros corazones durante la adoración y aplicarla en nuestras acciones, esto, siguiendo las directivas dadas por la Sunna (tradición profética) y no contradiciéndolas.

 

Todo lo anteriormente mencionado es, en forma resumida, lo que significa el Islam. El Islam organiza la vida tanto privada como pública de los musulmanes, asegurándoles de esta forma la felicidad tanto en esta vida como en la próxima. Así pues, el Islam hizo lícito el matrimonio y lo aconseja fuertemente, así como prohibió el adulterio, la homosexualidad y el resto de las abominaciones. Hizo obligatorio el mantener buenas relaciones con los parientes y ayudarlos, la simpatía para con los pobres y los desposeídos, el ayudarlos y cuidarlos. También promueve la práctica de toda buena costumbre y prohíbe toda mala costumbre. Permite al musulmán el ganarse la vida en el comercio en forma licita, claro está, prohibió la usura, así como todo tipo de comercio ilícito y todo lo que este relacionado con el engaño y la estafa.

 

El Islam esta conciente de que no todas las personas son iguales con respecto a su temor a Dios y su respeto a los derechos de los demás, así pues instituyo castigos para todos aquellos que no respeten sus normas por ejemplo: la apostasia, el adulterio, el insumo de bebidas embriagantes, etc. También instituyo castigos para todos aquellos que afecten la seguridad pública y privada de las personas, sus propiedades y su honor, por ejemplo: el asesinato, la difamación, el robo, etc.

 

El Islam también organizó la relación entre los gobernados y el gobernante, así ordenó la obediencia a los gobernantes siempre y cuando estos no ordenen desobedecer a Dios y prohibió el desobedecer sus ordenes debido a las malas consecuencias que eso acarrea para la sociedad en general.

 

Para finalizar, podemos decir que el Islam establece la relación correcta entre el siervo y su Señor, y entre el ser humano y su sociedad. Así pues, el Islam ordenó todo bien y toda buena costumbre, así como prohibió todo mal y toda costumbre vil.

 

 

Fuente: Tazkiya 

 

 

 

INICIO                    FINAL

 


 

El Efecto del Conocimiento y Guía, con el que Muhammad vino, sobre los diferentes tipos de gente

Mudhakkirah al-Hadith an-Nabawi.

Por Rabi Bin Hadi Umayr al-Madkhali.

Trad. árabe a inglés: Abu Nasir Abid Zargar

Trad. inglés al español: Musa Abdullah Reyes

Tomado de: www.salafipublications.com

Id del articulo: SCL100014-tr

 

De Abu Musa Al-Ashari (RA), del Profeta (SAW) quien dijo:

 

“El ejemplo de guía y conocimiento con la que Alláh me ha mandado es como la lluvia abundante cayendo sobre la tierra, alguna de la cual es tierra fértil que absorbió el agua de lluvia y trajo una fuerte vegetación y pasto en abundancia. (Y) otra porción de ella fue dura y soportó el agua de lluvia y Alláh benefició a la gente con ella y la utilizaron para beber, hacer que sus animales bebieran de ella y para irrigar la tierra de cultivo. (Y) una porción de ella era árida la cual no pudo soportar el agua ni traer fuerte vegetación (entonces la tierra no dio beneficio).

 

    El primero es el ejemplo de la persona quien comprende la religión de Alláh y se beneficia (del conocimiento) el cual Alláh ha revelado a través de mí y aprende y enseña a otros). El último ejemplo es el de una persona quien no tiene cuidado de ello y no acepta la guía de Alláh con la cual yo he sido enviado (él es como la tierra árida)”.

 

Reportado por Muslim[1], Ahmad[2] y An-Nasai[3].

 

El Reportador del Hadith.

 

Abu Musa Al-Ashari, Abdillah bin Qais bin Salem Bin Hadar, el famoso Compañero. Él emigró a Meca, luego a Etiopía y luego a Medinah. El Profeta (SAW) lo envió como un enviado a Yemen.

 

    Él era valiente, escolar y activo. Umar Ibn al Khatab lo puso a cargo de Kufah y Basrah. Conquistó Al-Ahwaaz, Asbahan y otras numerosas ciudades.

 

Murió en el año 50 de la Hijra, que Alláh esté complacido con él.

 

Una clarificación de este ejemplo.

 

    El Profeta (SAW) puso una similitud entre aquello con lo que él vino del Din y la lluvia que viene a la gente mientras ellos están en necesidad de ella. Este era el estado de la gente antes de que él fuera enviado. Así que, como solo la lluvia da vida a la tierra muerta, de manera smiliar, la revelación de Alláh da vida a los corazones muertos.

 

Él, el Más alto dijo:

 

“¿Es aquel quien fue muerto (sin Fe) y Nosotros le dimos la vida (por el conocimiento y la Fe) y pusimos para él una luz (de creencia) por la cual él puede caminar entre los hombres, como aquél quien está en la oscuridad (de la incredulidad) del cual él nunca puede salir?” (Al-Anam:122).

 

    Así que la “luz” mencionada aquí es la luz de la revelación y la oscuridad es la oscuridad de la ignorancia, incredulidad y desvío.

 

Entonces él asimiló a aquellos quienes escuchan con aquello que vino a los diferentes tipos de tierra sobre los cuales cae la lluvia:

 

1) Así que entre ellos está el escolar, aquél quien hace buenos hechos y enseña a otros. Su status es como la buena tierra la cual absorbió (la lluvia) para que se beneficiara a sí mismo y produjera plantación que beneficiara a otros.

 

2) Entre ellos está aquel quien reúne conocimiento y se esfuerza duro en mantenerlo pero él no actúa sobre los hechos recomendados, o lo que él reúne no lo beneficia a él excepto que él lo comparta con otros. Su status es como la tierra que sobre la cual el agua se demora, así que la gente toma beneficio de ello y él indicó esto en su dicho: “Que Alláh ilumine a un hombre quien escuchó mi discurso, luego lo memorizó, luego lo comunicó justo como él lo había escuchado”.

 

3) Y entre ellos está aquel quien escucha el conocimiento pero no lo memoriza, ni actúa sobre ello ni lo comunica a otros. Entonces su status es como la tierra pantanosa o lisa, la cual no puede aceptar el agua o echa a perder el agua para otros.

 

    Él (SAW) enlazó a los primeros dos grupos alabados, debido al beneficio que es derivado de ambos de ellos. Y él (SAW) soltó al tercer grupo censurable debido a la falta de beneficio de ello.

 

    Así que es obligatorio sobre ustedes, o hermano musulmán, buscar el conocimiento profético y actuar sobre ello, que Alláh los eleve con ello.

 

Él, el Más Alto dijo:

 

“Alláh exaltará en grado a aquellos de ustedes quienes crean, y a aquellos a quienes les ha sido garantizado el conocimiento” (Al-Mujadila:11).

 

“Di: ¿Son aquellos que saben iguales a los que no saben?” (Az-Zaumar:9).

 

Y es obligatorio sobre ustedes actuar sobre ello y dar Dawah para ello. Él, el Más Alto dijo:

 

“¿Y quién es mejor en discurso que aquel quien invita a la religión de Alláh y hace buenos actos de rectitud y dice: “Yo soy uno de los musulmanes”?” (Fusilat:33).

 

Así que esfuércense por ser del primer tipo, aquellos quienes aceptan la luz con la cual Muhammad (SAW) vino, para que ello ilumine y de vida a su corazón, desde que una correcta y buena vida no pueden ser atada excepto por ello.

 

Y tomen cada precaución contra ser del tercer tipo, aquel quien no acepta la guía de Alláh y no es llevado por ello a un status elevado.

 

Los beneficios del Hadith.

 

1) La excelencia de la guía y del conocimiento con el cual el Mensajero (SAW) vino. No es nada sino el Corán y la Sunnah y sus efectos sobre la vida de la humanidad.

2) La diferencia entre la gente con respecto a su buena voluntad para aceptar o rechazar aquello con lo cual el Mensajero (SAW) vino. Esto muestra que la gente es de diferentes composiciones.

3) La excelencia de conocer, enseñar y difundir el bien entre la gente.

4) La consecuencia de rechazar aquello con el cual el Mensajero de Alláh (SAW) vino del Libro y de la Sunnah. Y este rechazo es una indicación de la composición cruel de esta gente y su insignificancia con Alláh y a la vista del Islam.


 

[1] Hadith no. 79.

[2] Hadith no. 15, 2282.

[3] 4/399.

 

 

 

 

INICIO                    FINAL

 


 

Muhammad (SAW) mencionado en los libros de los incrédulos.
 

En la Torá.

 

Las versiones hebraicas de la Torá aún llevan el nombre de Muhammad sin ambigüedad. En la canción de canciones, capítulo 5, verso 16, podemos leer: Lo que significa: “Su discurso es el más grato. Él es el Gran Muhammad, este es mi amado, este es mi amigo”.

La palabra hebraica claramente indica el nombre de Muhammad pero los judíos y los cristianos rechazan admitirlo e insisten que eso no es un nombre propio sino un epíteto describiendo al Profeta, clamando que ello significa “en suma hermoso”. “Su boca es la más dulce, sí, él es en suma hermoso. Este es mi amado, este es mi amigo”. Entonces, ¿Quién puede ser descrito como teniendo todas las virtuosas características sino Muhammad, el Gran Profeta, el amado y favorecido Mensajero de Alláh?

 

En la Biblia.

 

En el Nuevo Testamento, el nombre del Profeta aparece en varias posiciones. En el Libro de Juan 16:7, leemos palabras de Jesús mientras se dirige a sus Discípulos: “Sin embargo, yo les digo la verdad: ello es un expediente para ustedes que yo me voy lejos, porque si yo no me voy, el confortador (“periclytos” en griego) no vendrá a ustedes”. La palabra “confortador” es traducida de la palabra griega “paracletos” la cual ha sido usada para reemplazar la palabra original “periclytos”, que significa “Muhammad” o “Ahmad” en árabe. Las dos locuciones en griego tienen pequeña diferencia en la pronunciación tanto como en su deletreo, por lo tanto, los escribas pudieron haber usado una palabra por la otra en algunas versiones. Judíos y cristianos han preferido la versión corrupta sobre la verdadera.

 

El Evangelio de Barrabás.

 

Hay un Evangelio conocido por el nombre de Evangelio de Barrabás, el cual la Iglesia prohibió en 492 DC por orden del Papa Gelasio. Fue confiscado en todos lados. Pero aún hay una copia de este Evangelio en la biblioteca del Papa Sixto V. afortunadamente un monje romano llamado Framarino lo sacó a la luz. Él había encontrado las cartas de Irineo, de donde salió el nombre del Evangelio de Barrabás mencionado como referencia. Su curiosidad lo urgió a buscar ese Evangelio. Cuando él se convirtió en amigo cercano del Papa Sixto V, obtuvo esa copia y encontró en ella que habrá un tiempo en que sería clamado que Jesús era el hijo de Alláh, y esta mala concepción continuaría hasta que Muhammad, el Mensajero de Alláh viniera a poner las cosas bien. En el Evangelio de Barrabás (220:4) leemos: “Y esta simulación deberá continuar hasta el advenimiento de Muhammad, el Mensajero de Dios, quien cuando él deba venir, deberá revelar esta decepción a aquellos quienes creen en la Ley de Dios”.

Framarino fue convertido al Islam y publicó entre la gente este Evangelio, al cual la Iglesia se había opuesto.

 

Entre las declaraciones de los cristianos.

El nombre del Profeta (SAW) fue claramente mencionado en las escrituras de judíos y cristianos a través de la historia. Escolares musulmanes acostumbraban usar este hecho en sus disputas con los sacerdotes y judíos de conocimiento. En el Libro de Isaías, leemos: “Yo hice tu nombre Muhammad. ¡Oh Muhammad, el único santo del Señor! Tu nombre ha estado ahí siempre”. Esta cita es tomada de “Al-Din wa Al-Dawala” escrito por Ali Ibn Raban Al-Tabari (quien había sido cristiano y abrazó el Islam. Él murió en el 247 H.

 

Leemos, en el Libro de Isaías también: “Nosotros escuchamos de los extremos de la Tierra la voz de Muhammad”. En el Libro de Habakkuk, leemos: “Dios vino de Tayman, el lugar Santo de la Montaña de Parán. El Esplendor de Muhammad ha cubierto los cielos y la tierra es llenada con su alabanza”. También es mencionado en “Al-Din wa Al-Dawala” de Ali Ibn Raban Al-Tabari. También es mencionado por Ibrahim Khalil Ahmad, previamente un sacerdote cristiano quien abrazó al Islam más tarde e incluyó el verso anterior en un libro que escribió en 1409 H. En Isaías también leemos: “Lo que Yo le daré a él no será dado a nadie más. Ahmad alabará a Alláh nuevamente. Él viene de la mejor tierra, el desierto y sus habitantes se regocijarán. Ellos celebrarán la Unicidad de Alláh en cada lugar elevado y Lo glorificarán en cada monte”. Esto es mencionado por Abdullah Al-Turjuman, cuyo nombre había sido Anslam Tormida. Él había sido un sacerdote español antes de que se convirtiera al Islam. Murió el 832 H.

 

Alláh (SWT) dice (traducido): Y cuando dijo Isa hijo de Maryam: “¡Hijos de Israel! Yo soy el Mensajero de Alláh para vosotros, para confirmar la Torá que antes de mí y para anunciar a un Mensajero que ha de venir después de mí cuyo nombre es Ahmad” Pero cuando fue a ellos con pruebas evidentes, dijeron: “Esto es pura magia” (61:6).

 

El Profesor Abdul-Ahad Dawud Al-Ashuri, el ex-arzobispo de Mosul, quien fue convertido al Islam, dice (en su libro “Muhammad en la Biblia”): La declaración popular entre cristianos: “La Gloria sea para Alláh en los cielos y la paz sea sobre la tierra y la felicidad sea entre la gente”; era originalmente: “La Gloria sea para Alláh en los cielos y el Islam sea sobre la  tierra y Muhammad es para la gente”.

 

En las Escrituras Hindúes.

El nombre del Profeta (SAW) aparece en las Escrituras Hindúes. En el Sama Veda, leemos: Ahmad adquirió la Sharía (Ley de la Religión) de su Señor. Esta Sharía es totalmente de sabiduría.

Yo recibí la luz de él justo como del sol”. En el Atharava Veda (otra Escritura Hindú), Kanda 20, Sukia 127, Mantra 1-3, leemos: “!Oh gente, escuchen esto cuidadosamente!, Muhammad será elevado entre la gente. Su grandeza será alabada aún en el Paraíso y ello estará sujeto a él, y él es el Muhammad”. En el Bhawisha Purana (otra Escritura Hindú), Parv 3, Khand 3, Adhya 3, Shalok 5-8, leemos: “Sólo entonces un hombre iletrado con el epíteto de Maestro, Muhammad por nombre, viene solamente con sus compañeros. El ángel lo purificará con las cinco cosas”. Las cinco cosas de la purificación son obviamente las cinco oraciones diarias que limpian a un musulmán de sus pecados.

 

 

Por: Abu Abdillah Mohsin Syed At-Tabib Al-Canadi thuma Al-Amriki.

Fuente: Homepage de Masjid Assalafi.

Trad. al español: Musa Abdullah Reyes.

 

 

 

INICIO                    FINAL

 


 

Una Introducción a los Fundamentos del Islam

Tomado de: www.troid.org.

Traducido por: Musa Abdullah Reyes H.

Para: www.islammexico.net

 

    Así que verdaderamente el conocimiento del Tawhid (la unicidad de Alláh) es la más noble de las ciencias, y el más grande en rango; y el más obligatorio para ser estudiado porque es el conocimiento de Alláh, el Exaltado, y Sus Nombres y Sus Atributos, y Sus Derechos sobre Sus esclavos.

 

    Verdaderamente la alabanza es para Alláh, nosotros lo alabamos, y pedimos por Su ayuda y Su perdón y nos arrepentimos ante Él. Buscamos refugio en Alláh de las maldades de nuestros propios seres, y de los pecados de nuestras acciones. Quienquiera que sea guiado por Alláh; no hay desvío para él; y quienquiera que sea desviado por Él, entonces no hay guía para él. Yo testifico que no hay ninguno merecedor de la adoración, excepto Alláh solo, sin ningún socio. Yo testifico que Muhammad es Su esclavo y Mensajero. Que las bendiciones de Alláh sean con él y sobre su familia y sus compañeros y quienquiera que los siga en bondad. Como para lo que procede:

 

    Así que verdaderamente el conocimiento del Tawhid (la unicidad de Alláh) es la más noble de las ciencias, y el más grande en rango; y el más obligatorio para ser estudiado porque es el conocimiento de Alláh, el Exaltado, y Sus Nombres y Sus Atributos, y Sus Derechos sobre Sus esclavos.

 

    Similarmente, es la llave para vía hacia Alláh, el Exaltado, y el Fundamento de Sus Leyes (la Sharíah). Así que los Mensajeros estuvieron unidos sobre llamar a ello. Alláh, el Exaltado, dice:

 

“Y Nosotros no enviamos antes que a ti a ningún Mensajero, excepto que nosotros le reveláramos a él que no hay ninguno merecedor de la adoración, excepto Yo, así que adórenme a Mí” (Suratul Anbiya, 21:25).

 

    Alláh mismo testifica Su Unicidad, y los ángeles y la gente de conocimiento lo testifican también. Alláh, el Exaltado dijo:

 

“Alláh, el Exaltado, testifica que no hay ninguno merecedor de la adoración, excepto Él, y así lo hacen los ángeles y aquellos de conocimiento (que Él está) manteniendo (a la creación) en justicia. No hay nadie merecedor de la adoración excepto Él, el Exaltado, el Altísimo, el Sabio” (Suratul Ali Imrán, 3:18).

 

    Desde que esta es la naturaleza del Tawhid, es obligatorio sobre cada musulmán el dedicarse el mismo a aprender, enseñar, contemplar y creer en ello; para que así esta religión pueda ser construida sobre fundamentos seguros, y para que así él pueda ser satisfecho y obtener las bendiciones de sus frutos y resultados[1].

 

La religión del Islam.

 

    La religión del Islam es la religión con la cual Alláh envió a Muhammad (صلى الله عليه وسلم). Alláh abrogó con ello a todas las otras religiones, y la perfeccionó para Sus esclavos, y completó con ello Su Favor sobre ellos, y la escogió para ellos como su religión. Así que ninguna religión junto a ella será aceptada. Alláh, el Exaltado, dijo:

 

“Muhammad no es un padre de entre ninguno de sus hombres, más bien él es Mensajero de Alláh, y el último de los Profetas” (Suratul Ahzab, 33:40).

 

Y Alláh, el Exaltado, dijo:

 

“Hoy Yo he perfeccionado para ustedes su Religión, y completado para ustedes Mi Favor sobre ustedes, y he escogido para ustedes el Islam como su religión” (Suratul Maidah, 5:3).

 

Y Alláh, el Exaltado, dijo:

 

“Verdaderamente, la religión con Alláh, es el Islam” (Suratul Ali Imrán, 3:19).

 

Y Alláh, el Exaltado, dijo:

 

“Y quienquiera que toma otra (religión) que el Islam como su religión, ello nunca será aceptado de él; y él será, en el Más Allá, de entre los perdedores” (Suratul Ali Imrán, 3:85).

 

    Efectivamente Alláh hizo obligatorio sobre toda la gente el adorarlo específicamente a Él. Así que Él dijo, hablando al Profeta (صلى الله عليه وسلم):

 

“Di: “¡Oh humanidad! Efectivamente yo soy el Mensajero de Alláh para todos ustedes, (a Él) pertenece el dominio de los cielos y la tierra. No hay ninguno merecedor de la adoración, excepto Él. Él da la vida y causa la muerte”. Así que crean en Alláh y Su Mensajero, el Profeta iletrado, quien cree en Alláh y Sus Palabras, síganlo para que así ustedes puedan ser guiados” (Suratul Araf, 7:158).

 

En Sahih Muslim, de Abu Hurayrah (رضي الله عنه), del Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم) que él dijo: “Por Aquel en cuya Mano está el alma de Muhammad, ninguno es de entre los judíos o los cristianos, y luego él muera y no haya creído en aquello con lo cual yo fui enviado, excepto que él sea de entre la gente del Fuego”[2].

 

    El creer en el Islam significa creer en lo que él (صلى الله عليه وسلم) trajo con aprobación y sumisión, no mera creencia. Consecuentemente Abu Talib no era un creyente en el Mensajero (صلى الله عليه وسلم), junto con lo que él vino, aún cuando testificó que era la mejor de las religiones.

 

La religión del Islam ha garantizado todas las cosas buenas que fueron incluidas en la religiones previas. Es distinguido porque su bien es válido en todos los tiempos y lugares, y gentes. Alláh, el Exaltado, dice hablándole a Su Mensajero (صلى الله عليه وسلم):

 

“Y Nosotros revelamos para ti el Libro en verdad, afirmando lo que te precedió de los libros y un supervisor sobre ellos” (Suratul Maidah, 5:48).

 

    Esto significa que su existencia es bien para todos los tiempos, lugares y gente. Seguirlo no niega el beneficio de una nación en ningún tiempo o lugar, más bien los beneficia. Esto no significa que esto sea un asunto para cada tiempo, lugar o gente; como alguna de la gente piensa.

 

    La religión del Islam es la verdadera religión a través de la cual Alláh garantiza a uno quien se adhiere a ella con si ayuda y Él les dará la victoria sobre todos los otros. Alláh, el Exaltado, dice:

 

“Él es aquel quien envió a Su Mensajero con la verdadera Religión, para darle la victoria sobre todas las otras religiones, aunque los idólatras puedan detestarla” (Suratus Saf, 61:9).

 

Alláh, el Exaltado, dice:

 

“Alláh ha prometido a aquellos de entre ustedes quienes hayan creído y hecho actos rectos, que Él seguramente les garantizará la sucesión (a la autoridad) sobre la tierra, justo como Él la garantizó a aquellos antes e ello y que Él seguramente establecerá para ellos Su Religión, la cual Él ha preferido para ellos y que Él seguramente sustituirá para ellos su temor con seguridad. Ellos Me adoran; no asocian nada Conmigo. Pero quien descrea después de eso; entonces ellos son los desobedientes” (Suratun Nur, 24:55).

 

La Religión del Islam es un credo y una ley, así que es perfecta en su creencia y ley:

1.- Ordena la Unicidad de Alláh y prohíbe el Shirk (asociar socios con Alláh).

2.- Ordena la veracidad y prohíbe la mentira.

3.- Ordena la justicia[3] y prohíbe la opresión.

4.- Ordena la veracidad y prohíbe la traición.

5.- Ordena el resguardo de las promesas y prohíbe la traición.

6.- Ordena la rectitud hacia los padres y prohíbe la desobediencia hacia ellos.

7.- Ordena el resguardo de los lazos de parentesco (y ellos son la familia) y prohíbe separarse uno mismo de ellos.

 

    La extensa declaración es que el Islam ordena con todas las características virtuosas y que prohíbe de cada característica despreciables. Ordena toda buena acción y prohíbe de cada acción pecaminosa. Alláh, el Exaltado, dijo:

 

“Verdaderamente Alláh ordena con justicia y buena conducta hacia los parientes, y prohíbe la inmoralidad y la mala conducta y la opresión. Él lo amonesta para que así quizá sean recordados” (Suratun Nahl, 16:90)[4].

 

Los pilares del Islam.

 

    Los pilares del Islam son los fundamentos sobre los cuales está construido, y ellos son cinco. Es mencionado en lo que es relatado de Ibn Umar (رضي الله عنه) del Profeta (صلى الله عليه وسلم) que él dijo: “El Islam está construido sobre cinco, que singularicen a Alláh en la adoración (y en una narración, con respecto a los cinco): Testificar que no hay ninguno merecedor de la adoración, excepto Alláh, y que Muhammad es Su esclavo y Mensajero, y establecer la oración, y dar la caridad (Zakat) y el ayuno en el mes de Ramadán y llevar a cabo la peregrinación (Hayy)”. Así que un hombre dijo: “Peregrinar y ayunar en Ramadán”. Él dijo: “No, ayunar en Ramadán y peregrinar. Esto es como yo lo escuché del Mensajero de Alláh (صلى الله عليه وسلم). Se ha acordado sobre ello y la redacción es de Muslim[5].

 

1.- Como para testificar que no hay ninguno merecedor de la adoración excepto Alláh, y que Muhammad (صلى الله عليه وسلم) es Su Esclavo y Mensajero, entonces ello es la inquebrantable creencia afirmada por esta testificación, como si su definitividad viniera de su testificación. Efectivamente esta testificación es solamente un pilar que contiene un número de testificaciones, por las siguientes razones: ya sea porque el Mensajero (صلى الله عليه وسلم) comunicó de Alláh, el Exaltado, testificando así su esclavitud y Mensajería es de entre la testificación de que ninguno tiene el derecho a ser adorado excepto Alláh. O puede ser porque estas dos testificaciones forman los fundamentos para la exactitud de las acciones y su aceptación. Ninguna acción es correcta o aceptable, excepto si es hecha con sinceridad hacia Alláh, el Exaltado, y en conformidad con el Mensajero (صلى الله عليه وسلم). Así que la testificación de que nadie tiene el derecho de ser adorado, excepto Alláh es confirmada por sinceridad, y la testificación de que Muhammad es Su esclavo y su Mensajero es confirmada por la obediencia. De entre los frutos de esta gran testificación es la liberación del corazón y del alma de ser esclavizadas por la creación y de los otros que siguen a los Mensajeros.

 

2.- Como para establecer la oración, entonces ello es adorar a Alláh por hacerlo, y estar rápidos y completamente en su tiempo y lugar. De entre sus frutos está la relajación del corazón, y la frialdad del ojo y el alejarse de la indecencia y la maldad.

 

3.- Como para la caridad (Zakat), entonces esto es adorar a Alláh, el Exaltado, al gastar lo que uno es capaz de gastar, para purificar la riqueza de uno. De entre sus frutos está que ello purifica el alma de lo despreciable y de la avaricia, y cumple la necesidad del Islam y de los musulmanes.

 

4.- Como para ayunar en Ramadán, entonces ello es adorar a Alláh, el Exaltado, por quedarse lejos de comer y beber durante los días de Ramadán. De entre sus frutos está el dominar el alma por abandonar las cosas que ella ama, por la complacencia de Alláh, el Altísimo y Majestuoso.

 

5.- Como para la peregrinación, entonces ello es adorar a Alláh, el Exaltado, por ir a la Casa Sagrada a establecer los ritos de la peregrinación. De entre sus pilares está el dominar el alma, relativo al esfuerzo en la riqueza y en el cuerpo de uno en obediencia hacia Alláh, el Exaltado. Consecuentemente la peregrinación en un tipo de Yihad en la Vía de Alláh, el Exaltado.

 

    Así que los frutos que hemos mencionado para estos fundamentos (y cualquier cosa que no hayamos mencionado) hacen a la nación una purificada y limpia Nación Islámica, especificando a Alláh para la adorar sobre la verdadera Religión y llevar a cabo buenos hechos con veracidad y justicia. Así que todo lo demás de entre las leyes del Islam es rectificado por el establecimiento de estos fundamentos. Una nación no es rectificada, excepto por rectificar los asuntos de su religión, y ella falla para rectificar su propia condición como es necesitado porque es negligente en la rectificación de su religión.

 

Quienquiera que desee ver una ilustración de esto, entonces déjenlo leer la declaración de Alláh, el Exaltado:

 

“Y si solamente la gente de las ciudades hubiera creído y temido a Alláh, nosotros hubiéramos abierto sobre ellos las bendiciones de los cielos y la tierra; pero ello se rehusaron, así que Nosotros los castigamos por lo que ellos estaban ganando. ¿Entonces la gente de las ciudades no se sentía segura de Nuestro castigo viniendo a ellos en la noche mientras ellos estaban dormidos? ¿O la gente de las ciudades no se sentía segura de Nuestro castigo viniendo a ellos en la mañana mientras estaban jugando? ¿Entonces ellos se sintieron seguros del Plan de Alláh? Pero ninguno se siente seguro del Plan se Alláh, excepto la gente perdedora” (Suratul Araf, 7:96-99).

 

    Déjenlo buscar en la historia, porque verdaderamente la historia es una lección para aquellos quienes piensan, y una visión para aquellos quienes tienen un velo enfrente de ellos. Y Alláh es el Apoyador[6].

 

Los fundamentos del Credo Islámico.

 

    La religión el Islam, como ha precedido, es un credo y una ley. Efectivamente nosotros apuntamos algunas cosas de entre sus leyes, y nosotros mencionamos lo que está establecido por los pilares de sus leyes.

 

    Como para el credo islámico, entonces sus fundamentos son creer en Alláh, Sus ángeles y Sus Libros y Sus Mensajeros y el Último Día y en el Predecreto; el bien de todo ello y el mal de todo ello.

 

    Efectivamente estos fundamentos son probados por el Libro de Alláh y la Sunnah de su Mensajero (صلى الله عليه وسلم). Así que en Su Libro Alláh, el Exaltado, dice:

 

“No es rectitud que ustedes vuelvan la cabeza hacia el oriente y el occidente. Más bien la persona recta es aquella quien cree en Alláh, y en el Último Día, y los ángeles y los libros y los Profetas” (Suratul Baqarah, 2:177).

 

También, Él dijo con respecto al Predecreto:

 

“Verdaderamente Alláh creó todo con Predecreto. Y Nuestra orden es sino una, como el vistazo de un ojo” (Suratul Qamar, 54:49-50).

 

    Como para la Sunnah del Mensajero (صلى الله عليه وسلم), el Profeta dijo a Yibril cuando él preguntó acerca de la fe: “La Fe es que ustedes crean en Alláh, y Sus Ángeles, y Sus Libros, y Sus Mensajeros, y el Último Día, y es que crean en el Predecreto; lo bueno de ello y lo malo de ello”. Esto es relatado por Muslim[7] [8].

 

Los objetivos del Credo Islámico.

 

    Los objetivos del Credo Islámico y sus nobles intenciones para uno quien se adhiere a ello, son de muchos tipos, de entre ellos:

 

1.- Purificar la intención y la adoración para Alláh, el Exaltado, solo, porque Él es el Creador. Ello también significa no asociar nada con Él, desde que es obligatorio hacer la intención y la adoración por Él solo.

 

2.- La liberación del intelecto y del pensamiento del desorden caótico emanando de un corazón, el cual está desprovisto de esta creencia. Quienquiera que tenga un vacío en su corazón de esto, entonces ya sea que esté vacío de todo credo y adoración, y susceptible solamente a las cosas materiales, o está inmerso en creencias y supersticiones desviadas.

 

3.- El alma y el pensamiento son confortados, así que no hay ansiedad en el alma, o disturbios en el pensamiento; porque este credo conecta al creyente directamente a Su Señor. Así que él está complacido con Su Señor, Director y Juez Legal. Así que el corazón se vuelve satisfecho con Su Predecreto y su pecho es dejado abierto para la aceptación del Islam, tal que él no busque un sustituto para ello.

 

4.- La intención y la acción se vuelven seguras de la desviación en la adoración de Alláh, el Exaltado, o en la interacción con la creación, porque el fundamento de ello es la fe en los Mensajeros lo cual garantiza el seguimiento de su vía. Consecuentemente, la intención y acción son salvaguardadas.

 

5.- Él tiene resolución y seriedad en todos los asuntos. Él no deja ninguna oportunidad de llevar a cabo una acción recta por él, excepto que él la haga y espere por la Recompensa. Él no ve la manifestación de un pecado, excepto que él se distancie a sí mismo de ello, y tema el castigo. Esto es porque el fundamento de la fe en la Resurrección y la Recompensa sobre todas las acciones. “Y de entre todos son grados de lo que ellos han hecho. Y Su Señor no está desadvertido de lo que ellos hicieron” (Suratul Anam, 6:132). Efectivamente el Profeta (صلى الله عليه وسلم) incitó hacia este propósito en su declaración: “El creyente fuerte es bueno, y él es más amado ante Alláh que el creyente débil, y hay bien en ambos de ellos. Esfuércense sobre lo que los beneficia y busquen la ayuda de Alláh y no se debiliten. Si la calamidad cae sobre ustedes, entonces no digan: “Si solamente hubiera hecho tal y tal”. Más bien digan: “Alláh ha decretado, y Él hace lo que Él desea”, así que verdaderamente el “si” abre la puerta al trabajo del Shaytán”. Esto es relatado por Muslim[9].

 

6.- La Ummah se volverá fuerte en difundir, ya sea caro o barato, hacia el establecimiento de su Religión y en el reforzamiento de su crecimiento. Ellos no tendrán ningún interés con los juicios que pueden afectarlos en esa vía. Alláh, el Exaltado, dijo acerca de esto: “Los creyentes son solamente aquellos quienes han creído en Alláh y Su Mensajero y ellos no han dudado, pero ellos se esfuerzan en su riqueza y sus personas en la vía de Alláh. Y esto son quienes son los veraces” (Suratul Huyurat, 49:15).

 

7.- El logro de la prosperidad en este mundo y en el Más Allá por reforzar a los individuos y los grupos y la obtención de la recompensa y la nobleza. Alláh, el Exaltado, dice: “Quienquiera que hace la rectitud, ya sea hombre o mujer, y él es un creyente; Nosotros seguramente le causaremos que viva una buena vida, y Nosotros seguramente le daremos su recompensa de acuerdo a lo mejor de lo que ellos acostumbraban hacer” (Suratun Nahl, 16:97).

 

Estos son algunos de los objetivos del credo islámico y nosotros esperamos que Alláh, el Exaltado, nos declarará a nosotros y a todos los musulmanes[10].

 

Para mayor información:

 

www.salaf.com   (portal web islámico).

www.islaam.ca   (información para no musulmanes).

www.islammexico.net (portal web islámico en español).


 

[1] Esto fue tomado del libro “Sharh Usulul Imán” (páginas 3-4) del Sheik Muhammad Ibn Salih al-Uthaymin.

[2] Esto fue reportado en Sahih Muslim (1/94) y en Mukhtasar Sahih Muslim con la revisión del Sheik Al-Albani (no. 20).

[3] El Sheik Muhammad Salih al-Uthaymin dice: “La justicia es la igualdad entre aquello lo cual es lo mismo, y la división entre aquello lo cual es diferente. La justicia no es absoluta igualdad, como alguna de la gente alega cuando ellos dicen: “La religión del Islam es una religión de absoluta igualdad”. De cualquier manera, la igualdad entre cosas diferentes es opresión. El Islam no vino con esto, ni alaba a aquel quien lo hace”.

[4] Esta sección fue tomada de “Sharh Usulul Imán” (páginas 5-8).

[5] Esto fue reportado en Sahih Muslim (1/34) y en Mukhtasar Sahih Muslim con la revisión del Sheik Al-Albani (no. 62).

[6] Esta sección fue tomada de “Sharh Usulul Imán” (páginas 9-11).

[7] Esto es reportado en Sahih Muslim (1/13). Ver Mukhtasar Sahih Muslim con la revisión del Sheik Al-Albani (no. 1). Porque una explicación de este largo Hadith, ver “Maymu-ul Fatawa war Rasail” (3/143) del Sheik Muhammad Ibn Salih al Uthaymin.

[8] Esta sección fue tomada de “Sharh Usulul Imán” (página 13).

[9] Esto fue reportado en Sahih Muslim (8/56), ver Mukhtasar Sahih Muslim con la revisión del Sheik Al-Albani (no. 1840).

[10] Esta sección fue tomada de “Sharh Usulul Imán” (páginas 58-60).

 

 

 

INICIO                    FINAL

 


 

Las Dos Revelaciones

La enseñanza del Corán y el Hadith

 

 

Alláh, el Altísimo dice en el Corán:

 

"Y quienquiera que desee la vida del Mas Allá y se esfuerzan por ello, como se debe esforzar, mientras sea creyente, entonces estos son los que su esfuerzo será apreciado, agradecido y premiado" (17:19).

 

            Este verso muestra con claridad cuales son las condiciones de buscar el éxito en el Mas Allá.

 

            Declara que las condiciones son el deseo y el creer (cualidades del corazón) y esforzarse (calidad más que nada física). Es mas esta combinación de cualidades internas (del corazón) y cualidades externas (las de las demás partes del cuerpo) es la base de lo que es el Imán (fe) en el Islam. Para alguno Musulmanes que creen que el Imán como nada mas creer en el corazón. Esto es una gran mentira. Para cada uno de nosotros Alláh ha creado lo que llevamos dentro, que consiste de corazón y mente, y lo que tengan de creencias, visiones, y deseos, y lo que llevamos por fuera, lo que es nuestro cuerpo físico las acciones que hace. Estas dos cosas, lo de por dentro y lo de por fuera, no son mundos separados y independientes, si no que son conectados y inseparables; el uno complementa al otro. Y la base es lo de por dentro. Esto controla el comportamiento exterior, las acciones y la religiosidad o profundidad de uno. También determina el éxito o la pérdida de uno en el más Allá, como han dicho los sabios: Lo que llevamos por dentro escoge y decide y lo de afuera rinde. Alláh dice: "Por cierto, que los hipócritas buscan enseñar a Alláh, pero El los esta engañando a ellos. Y cuando se paran a rezar, se paran como flojos, presumiendo y acordándose de Alláh pero poco" (4:12). Lo que llevamos por fuera hace mas que ejecutar lo que lo de por dentro le dice, influye a lo que llevamos por dentro; en buenas y malas maneras. La cosa es que uno debe esforzarse a tener armonía con sigo mismo. La ausencia de tal armonía perjudica a la cualidad del carácter de uno y del Imán de uno.

 

            Anas Ibn Malik relató que: "Un Beduino llegó con el Profeta (SAW) y le dijo: “¿Oh Profeta de Alláh cuando es la Hora?”. Y él le contesto: “¿Que has preparado para ella?" (reportado por Bukhari y Muslim).

 

            Este hadith nos indica el muy importante tema de Metodología Islámica (Minhaj). El Corán y la Sunnah dan prioridad a lo práctico sobre lo teórico y lo aplicado sobre lo retórico. Este beduino pregunto sobre algo que ni siquiera el Profeta sabía contestar, y aparte la pregunta no tiene ningún beneficio en lo absoluto. El Profeta (SAW), no obstante, le hablo sobre algo práctico y por lo tanto beneficioso; le dijo que es mejor prepararse para tener éxito en el examen.

 

            La manera en que el Profeta (SAW) le estaba enseñando también era practica. En vez de regañarlo o estarle explicando que estaba mal, simplemente lo condujo a lo que debe ser su manera de pensar toda la vida. Este es el método Islámico. El Corán esta lleno de ejemplos similares a este incidente. Y los libros auténticos de la Sunnah relatan más de cien hadices que motivan a los musulmanes a hacer Jihad. Los primeros Musulmanes entendían este Minhaj, y por eso eran fuertes seguidores del camino recto y tuvieron éxito en establecer el Din con sus vidas. Mas bien lo que mas detestaban, eran preguntas que no conducían a ninguna acción, o peor aun preguntas que los alejaran de la acción. Si comparamos a los musulmanes de hoy con ellos, se hace obvio porque nuestros logros no se pueden comparar con los de ellos. Muchos de nosotros pasamos horas haciendo preguntas sobre un proyecto Islámico, pero todas las respuestas no nos van a motivar en lo mas mínimo. Los musulmanes no van a tener éxito otra vez hasta que sigan el Minhaj.

 

 

 

INICIO                    FINAL

 


 

Para aquellos que sinceramente buscan la verdad

Traducido por: Umm Uthman Wendy Al Buerto Rikiyiyah
Tomado de: www.islaam.ca

 

 

En el nombre de Alá, el Más Clemente, el Más Misericordioso
 

    Todas las alabanzas a Alá. Lo adoramos, imploramos Su ayuda, y Su Perdón. Nos refugiamos en Alá del mal de nuestras almas y del mal de nuestras acciones. Quien sea guiado por Alá, nadie lo puede desviar. Y quien Alá haya permitido desviarse, nadie lo puede guiar. Yo atestiguo que no existe nada que merezca adoración sino Alá, Sólo y sin ningún asociado, y atestiguo que Muhammad es Su esclavo y Mensajero.

Querido buscador de la verdad,

    ¿Eres sincero? ¿Si conocieras pruebas que contrahicieran algo que previamente habías aprendido, permanecerías fiel a la falsedad o le darías la bienvenida y serías fiel a la verdad? Para seguir.

    Sepan, mis queridos hermanos y hermanas, que el Islam significa someterse a la voluntad del único Dios que merece ser adorado. Ese Dios es nuestro Creador, que nos creo y nos ordena adorarlo. 1 Y un musulmán es alguien que se somete a la voluntad del Creador Único, quien nos dará una prueba en el Día del Juicio basada en nuestra obediencia de Sus Leyes (no las que creamos para nosotros mismos). 2, 3 El nombre propio de ese Creador es Alá (significa al Único que se le debe adorar en árabe), el que se merece toda alabanza. 4

    Alá, (El Exaltado) envió un profeta a cada nación para enseñarle a los seres humanos el bien y el mal, y para advertirles sobre adorar a falsos ídolos. 5 Relatando el mensaje de Alá, los profetas les dieron la buena noticia del Paraíso eterno a aquellos que obedecen, y les dieron una advertencia severa del infierno eterno a aquellos que niegan la verdad cuando se les presenta. 6

    Todos los profetas, desde Adán (el primero) hasta Muhammad (el ultimo), incluyendo Noe, Abraham, Moisés, Jesús el hijo de María, y otros más (Que la paz y bendiciones de Alá estén con ellos), fueron dados una misión monoteísta. Alá (Majestuoso y Poderoso) envió a todos los profetas con el mismo mensaje básico, ordenando a establecer la religión y no hacer divisiones. 7 Su mensaje fue uno: alabar a Alá Sólo, sin asociados. 8 Todos los profetas elegidos por Alá, claro, se sometieron al Único Dios, y fueron musulmanes por significado, creencia, acción, y carácter.

    El Mensajero Muhammad (que las paz y bendiciones de Alá estén con él) dijo, "En este mundo y en el más allá, yo soy la persona más cerca de Jesús, el hijo de María (que la paz y bendiciones de Alá estén con ambos). Los profetas son hermanos paternos; sus madres son diferentes, pero su religión es una." 9

    Esa religión es Islam. Alá ha revelado que Él es Uno, el Único, sin asociados o partes, sin padres ni hijos ni familia, el Autosuficiente, de quien toda la creación depende, y nada ni nadie comparte en Su divinidad. 10 Él es Único, Indivisible, completamente Perfecto, ve todo, sabe todo, y oye todo, es el Más Sabio, Más Misericordioso, y solamente Él nos da la vida y la salud, solamente Él nos protege, nos hace morir, y nos juzgará. 11 Negando alguno de estos atributos divinos es no creer. Y sepan, que Alá les guíe, que solo Alá puede perdonarlos y recompensarlos con el Paraíso, y solo Alá puede castigar con el Infierno. 12 Y sepan con seguridad que Alá es Justo. 13

    ¿Tendría sentido que el Único Dios enviará profetas con diferentes mensajes, informando a algunas personas que Él es Uno, a otros que Él es tres en uno, a otros que Él es el sol, a otros que Él es la luna, o una estrella, o una vaca, o un ángel, o un hombre, y más? No tendría sentido. Alá intenta el bien, no la confusión, para aquellos que son sinceros. 14

    Alá también reveló cinco escrituras conocidas para guiar a los seres humanos: los Manuscritos a Abraham, la Torah a Moisés, los Salmos a David, el Evangelio (no la Biblia) a Jesús, hijo de María, y ultimadamente, el Corán a Muhammad (que la paz y bendiciones de Alá estén con todos ellos). 15

    Cada revelación que Alá envió anulo a las previas. Entonces cuando Alá le revelo a Jesús el Evangelio, el hijo de María les informó a los hijos de Israel que el Evangelio fue enviado para confirmar a la Torah pero también para reemplazarla, haciendo algunas cosas lícitas que previamente eran ilícitas. 16

El Corán es la última revelación de Alá, confirmando las escrituras anteriores, y anulándolas. 17 El Corán es la culminación de la religión de Alá, el Islam, no es su comienzo. 18 Así que aunque no se hubiesen perdido o corrompido las revelaciones divinas anteriores por las manos de seres humanos, tú y yo como quiera estaríamos requeridos a obedecer las leyes del Corán, la revelación por la cual serramos juzgados nosotros al igual que nuestros padres.

    Cada profeta antes del Mensajero Muhammad (quien fue profetizado en las escrituras anteriores que han sido desde entonces cambiadas para esconder, entre otras cosas, la identidad de Muhammad *) fue enviado únicamente a su nación. 19 El Mensajero Muhammad (que la paz y bendiciones de Alá estén con él) fue el sello de todos los profetas y fue enviado a toda la humanidad. 20, 21

    El Profeta Jesús, el hijo de María (que la paz y bendiciones de Alá estén con él) les informo a los hijos de Israel sobre la llegada de un Profeta iletrado quienes ellos debían seguir. 22 Así que si estuviésemos vivos en el tiempo de Jesús, el hijo de María, tendríamos que obedecer las ordenes y vivir por las leyes del Evangelio, seguir (no adorar) a Jesús, y adorar solo a Alá. Si estuviésemos vivos en el tiempo de Moisés, fuéramos responsables por vivir por las leyes de la Torah, seguir (no adorar) a Moisés, y adorar solo a Alá. Hoy en día, vivimos en el tiempo de Muhammad, y tenemos la obligación de vivir por las leyes del Corán, seguir (no adorar) a Muhammad, y aún solo adorar a Alá. [Que la paz y bendiciones de Alá estén con Jesús, Moisés, y Muhammad.]
 

    Jesús, el hijo de María, quien fue creado, no fue un dios ni el hijo de Dios. Alá (el Exaltado) decretó que Jesús, hijo de María, hablara en su infancia, uno de los muchos milagros de Alá para los hijos testarudos y trasgresores de Israel.
 

Él ['Isa (Jesús)] dijo, " Dijo: Yo soy el siervo de Alá. Él me ha dado el Libro y me ha hecho profeta. Y me ha hecho bendito dondequiera que esté y me ha encomendado la Oración y la purificación mientras viva. Y ser bondadoso con mi madre; no me ha hecho ni insolente ni rebelde. La paz sea sobre mí el día en que nací, el día de mi muerte y el día en que sea devuelto a la vida. "[Maryam 19:30-33]
 

    En los próximos cuatro versos del capitulo del Corán llamado Maryam, por el nombre de la madre de Jesús, Alá da una advertencia severa. " Ese es Isa, el hijo de Maryam, la palabra de la Verdad, sobre el que dudan. No es propio de Alá tomar ningún hijo. ¡Gloria a Él! Cuando decide algo, sólo dice: Sea, y es. Y verdaderamente Alá es mi Señor y el vuestro, adoradlo pues. Este es un camino recto. Pero los partidos que había entre ellos discreparon. ¡Perdición para los que no creyeron porque habrán de comparecer en un día trascendente! " [Maryam 19:34-37]
 

    Jesús, hijo de María, fue un mensajero que nació y comió como nosotros comimos. Sepan con seguridad que su Señor no nació, ni fue creado, ni come. 23 Jesús, el hijo de María, fue enviado solamente a los hijos de Israel, y se les aclaro que los Milagros no venían de él, sino de Alá, para que la gente creyeran. 24 Jesús le dijo a su gente que adoraran a Alá solamente, nunca les dijo que lo adoraran a él ni a su madre, María. 25 Después de que Alá salvará a Jesús del complot de la crucifixión, la gente cambió el mensaje del Islam y así nació el Cristianismo. 26

    Jesús, el hijo de María, el que ni murió en la cruz ni en cualquier otro lugar, un día regresará a la tierra, por el Permiso de Alá, para establecer la verdad de acuerdo con la ley del Corán antes de morir, como cada otro ser creado. El Profeta Muhammad (que la paz y bendiciones de Alá sean con él) dijo, "Por Aquel que sostiene mi alma en Sus Manos, verdaderamente el hijo de María pronto descenderá ante nosotros y juzgará a los seres humanos justamente (como un juez justo); él romperá la cruz y matará a los cerdos y no habrá Jizya ( i.e. impuestos cobrados a los no-musulmanes). El dinero será abundante hasta que nadie lo aceptará, y una sola postración a Alá (en oración) será mejor que el mundo entero y todo lo que contiene." 27

Si aún dudan que Jesús llamó al Islam, entonces piensen en lo siguiente:
 

    Jesús, el hijo de María, (que la paz y bendiciones de Alá estén con ambos), se postro ante Alá; igual que los musulmanes. Jesús solo adoraba a Alá; como los musulmanes solo adoran a Alá. Jesús no se inclinaba ante estatuas; tampoco los musulmanes. Jesús le pidió a Alá que le perdonara sus pecados; también lo hacen los musulmanes. Jesús le prohibió a su gente alzar los árboles o decorarlos; los musulmanes se abstienen. Jesús no estaba de acuerdo con la homosexualidad. Jesús no participo en interés; musulmanes tienen prohibido hacerlo. Jesús ordeno la circumsición; los musulmanes son circumcisados. Jesús prohibió el vino; musulmanes no beben. Jesús no comió cerdo; musulmanes no comen cerdo. Jesús ayunó; los musulmanes ayunan el mes de Ramadan. Jesús saludaba a sus hermanos con "Que la paz este con ustedes;" así también dicen los musulmanes. 28

    El Islam es la única religión ordenada y aceptada por Alá, y es lo que cada profeta le llevo a su nación. 29 Alá nos advierte sobre morir en la falsedad, como Él dice,…y no mueran excepto en el estado del Islam (como musulmanes), en completa sumisión a Alá. [Ali 'Imran 3:102]

    El Cristianismo y el Judaísmo fueron inventados por los hombres y son desviados de la verdad, y no son lo que Jesús y Moisés predicaron. Jesús, el hijo de María, y Moisés propagaron el Islam, sumisión a la voluntad de Alá. Fueron musulmanes, como el Profeta Muhammad (que la paz y bendiciones de Alá estén con ellos). 30 Abraham (que la paz y bendiciones de Alá estén con él) también lo fue, de quien los Judíos y los Cristianos aún discuten, auque él vivió antes de que el Cristianismo y el Judaísmo nacieran. 31

    Mis queridos hermanos y hermanas de Adán, no se dejen llevar por las palabras de Fox TV, o CNN, o de las palabras de cualquier hombre. Investiguen por si mismos. Esta es la decisión más importante de sus vidas, no que carrera escogerán, cual título obtener, y que casa comprar. Esta vida tiene un final. 32 Después, Alá nos resucitará [es menos difícil para Él crearnos nuevamente cuando anteriormente nos creo de polvo], y nos juzgara basado en Su Ley, no nuestros propios deseos, ni lo que nosotros creemos que es el bien. 33, 34 Alá ya ha definido para nosotros lo que es el bien. Esta en el Corán, la última revelación de Alá y la única que permanece sin ser corrompida por hombre. 35 Traducciones del Noble Corán en español están disponibles en muchos lugares.

Lee! En el Nombre de tu Señor, Que ha Creado (todo lo que existe). [Al-'Alaq 96:1]

Que Alá guíe al Paraíso a todos aquellos que sean sinceros. ¡Amen!

____________________________________________________________________________________________________________________________

Notas a pie de página:

1- No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me sirvan [51:56]

2- Cuando su Señor le dijo: "¡Sométete!". Dijo: "Me someto al Señor del universo". [2:131]

3- Di: "Alá os da la vida y, después, os hará morir. Luego, os reunirá para el día indubitable de la Resurrección. Pero la mayoría de los hombres no saben". [45:26]

4- Alabado sea Alá, Señor del universo, [1:2]

5- Mandamos a cada comunidad un enviado: "Servid a Alá y evitad a los taguts". A algunos de ellos les dirigió Alá, mientras que otros merecieron extraviarse. ¡Id por la tierra y mirad cómo terminaron los desmentidores! [16:36]

6- sino que la ha hecho recta, para prevenir contra una grave calamidad que procede de Él, anunciar a los creyentes que obran bien que tendrán una bella recompensa en la que permanecerán para siempre. [18:2-3]

7- Os ha prescrito en materia de religión lo que ya había ordenado a Noé, lo que Nosotros te hemos revelado y lo que ya habíamos ordenado a Abraham, a Moisés y a Jesús: "¡Que rindáis culto y que esto no os sirva de motivo de división!" A los asociadores les resulta difícil aquello a que tú les llamas. Alá elige para Sí a quien Él quiere y dirige a Él a quien se arrepiente. [42:13]
 

(Que la paz y bendiciones de Alá estén con todos los profetas mencionados y los que no se han mencionado.)
Te hemos hecho una revelación, como hicimos una revelación a Noé y a los profetas que le siguieron. Hicimos una revelación a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, as tribus, Jesús, Job, Jonás, Aarón y Salomón. Y dimos a David Salmos. [4:163]

8- Antes de ti no mandamos a ningún enviado que no le reveláramos: "¡No hay más dios que Yo! ¡Servidme, pues!" [21:25]

9- Este es un hadiz autentico narrado por Abú Huraira que se encuentra en Sahih Bukhari en el capítulo, Libro de los Profetas. Otras narraciones del mismo tema se encuentran en Sahih Muslim en el capítulo, Los Meritos de Jesucristo (que la paz y bendiciones de Alá estén con él).

10- Di: Él es Alá, Uno. Alá, el Señor Absoluto. [A Quien todos se dirigen en sus necesidades.] No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se Le parezca. [112:1-4]

11- Es Alá -no hay más dios que Él-, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso. Es Alá -no hay más dios que Él-, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Alá! ¡Está por encima de lo que Le asocian! Es Alá, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio. [59:22-24]

12- No se te dice sino lo que ya se dijo a los enviados que te precedieron: que tu Señor está dispuesto a perdonar, pero también a castigar dolorosamente. [41:43]

13- Para el día de la Resurrección dispondremos balanzas que den el peso justo y nadie será tratado injustamente en nada. Aunque se trate de algo del peso de un grano de mostaza, lo tendremos en cuenta. ¡Bastamos Nosotros para ajustar cuentas! [21:47]

14- ¡Creyentes! ¡Volveos a Alá con sincero arrepentimiento! Quizá vuestro Señor borre vuestras malas obras y os introduzca en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. El día que Alá libre de vergüenza al Profeta y a los que con él creyeron... Su luz correrá ante ellos y a su derecha. Dirán: "¡Señor! ¡Perfecciónanos nuestra luz y perdónanos! Eres omnipotente". [66:8]

15- Realmente esto ya estaba en las primeras escrituras, las Hojas de Abraham y de Moisés. [87:18-9]
 

Él te ha revelado la Escritura con la Verdad, en confirmación de los mensajes anteriores. Él ha revelado la Tora y el Evangelio. [3:3]
 

Tu Señor conoce bien a quienes están en los cielos y en la tierra. Hemos preferido a unos profetas más que a otros. Y dimos a David Salmos. [17:55]

16- Y en confirmación de la Tora anterior a mí y para declararos lícitas algunas de las cosas que se os han prohibido. Y os he traído un signo que viene de vuestro Señor. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme! [3:50]

17- Te hemos revelado la Escritura con la Verdad, en confirmación y como custodia de lo que ya había de la Escritura. Decide, pues, entre ellos según lo que Alá ha revelado y no sigas sus pasiones, que te apartan de la Verdad que has recibido. A cada uno os hemos dado una norma y una vía. Alá, si hubiera querido, habría hecho de vosotros una sola comunidad, pero quería probaros en lo que os dio. ¡Rivalizad en buenas obras! Todos volveréis a Alá. Ya os informará Él de aquello en que discrepabais. [5:48]

18- …Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia en vosotros y Me satisface que sea el Islam vuestra religión. Si alguien se ve compelido durante el hambre, sin intención de pecar,...Alá es indulgente, misericordioso. [5:3]

19- A quienes sigan al Enviado, el Profeta de los gentiles, a quien ven mencionado en sus textos: en la Tora y en el Evangelio, que les ordena lo que está bien y les prohíbe lo que está mal, les declara lícitas las cosas buenas e ilícitas las impuras, y les libera de sus cargas y de las cadenas que sobre ellos pesaban. Los que crean en él, le sostengan y auxilien, los que sigan la Luz enviada abajo con él, ésos prosperarán. [7:157]
 

Cuando Alá concertó un pacto con los que habían recibido la Escritura: "Tenéis que explicársela a los hombres, no se la ocultéis". Pero se la echaron a la espalda y la malvendieron. ¡Qué mal negocio...! [3:187]
 

¿Cómo vais a anhelar que os crean si algunos de los que escuchaban la Palabra de Alá la alteraron a sabiendas, después de haberla comprendido? [2:75]
¡Ay de aquéllos que escriben la Escritura con sus manos y luego dicen: Esto viene de Alá, para, luego, malvenderlo! ¡Ay de ellos por lo que sus manos han escrito! ¡Ay de ellos por lo que han cometido! [2:79]

20- Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros varones, sino el Enviado de Alá y el sello de los profetas. Alá es omnisciente. [33:40]

21- No te hemos enviado sino como nuncio de buenas nuevas y como monitor a todo el género humano. Pero la mayoría de los hombres no saben. [34:28]

22- Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: "¡Hijos de Israel! Yo soy el que Alá os ha enviado, en confirmación de la Tora anterior a mí, y como anuncio de un Enviado que vendrá después de mí, llamado Ahmad". Pero, cuando vino a ellos con las pruebas claras, dijeron: "¡Esto es manifiesta magia!" [61:6]

23- No creen, en realidad, quienes dicen: "Alá es el Ungido, hijo de María", siendo así que el mismo Ungido ha dicho: "¡Hijos de Israel, servid a Alá, mi Señor y Señor vuestro!". Alá veda el Jardín a quien asocia a Alá. Su morada será el Fuego. Los impíos no tendrán quien les auxilie. No creen, en realidad, quienes dicen: "Alá es el tercero de tres". No hay ningún otro dios que Dios Uno y, si no paran de decir eso, un castigo doloroso alcanzará a quienes de ellos no crean. ¿No se volverán a Alá pidiéndole, perdón? Alá es indulgente, misericordioso. El Ungido, hijo de María, no es sino un enviado, antes del cual han pasado otros enviados, y su madre, veraz. Ambos tomaban alimentos. ¡Mira cómo les explicamos los signos! ¡Y mira cómo son desviados! [5:72-75]

24- Y como enviado a los Hijos de Israel: "Os he traído un signo que viene de vuestro Señor. Voy a crear para vosotros, de la arcilla, a modo de pájaros. Entonces, soplaré en ellos y, con permiso de Alá, se convertirán en pájaros. Con permiso de Alá, curaré al ciego de nacimiento y al leproso y resucitaré a los muertos. Os informaré de lo que coméis y de lo que almacenáis en vuestras casas. Ciertamente, tenéis en ello un signo, si es que sois creyentes. [3:49] también existen referencias bíblicas sobre a quienes se les envió Jesús (Mateo 15:24); también hay referencias sobre los milagros (Actos 2:22, Juan 8:28)

25- [Jesús dijo,] No les he dicho más que lo que Tú me has ordenado: '¡Servid a Alá, mi Señor y Señor vuestro!' Fui testigo de ellos mientras estuve entre ellos, pero, después de llamarme a Ti, fuiste Tú Quien les vigiló. Tú eres testigo de todo. [5:117]

26- Y por haber dicho: "Hemos dado muerte al Ungido, Jesús, hijo de María, el enviado de Alá", siendo así que no le mataron ni le crucificaron, sino que les pareció así. Los que discrepan acerca de él, dudan. No tienen conocimiento de él, no siguen más que conjeturas. Pero, ciertamente no le mataron. [4:157]

Cuando Alá dijo: "¡Jesús! Voy a llamarte a Mí, voy a elevarte a Mí, voy a librarte de los que no creen y poner, hasta el día de la Resurrección, a los que te siguen por encima de los que no creen. Luego, volveréis a Mí y decidiré entre vosotros sobre aquello en que discrepabais. [3:55]

27- Este es un hadiz autentico narrado por Abú Huraira, encontrado en Sahih Bukhari, en el capítulo Libro de los Profetas. En otra narración de Abú Hurairah que se encuentra en el mismo capítulo, el Mensajero de Alá dijo, "¿Cómo estarán ustedes cuando el hijo de María (Jesús) descienda ante ustedes y juzgue a la gente por la Ley del Corán y no por la ley del Evangelio?"

28- Esto viene de la Biblia: (El mandamiento para postrarse) Mateo 26:39, (La prohibición de adorar a Jesús) Mateo 15:19 , (La prohibición de creer que Jesús es Dios) Juan 5:37, (Referencia que dice que Jesús no es divino) Juan 8:28, Marcos 12:29 , (Referencia que dice que Jesús no es el hijo de Dios) Mateo 16:27-28, (La prohibición de inclinarse ante ídolos) Éxodo 20:4-5 , (El mandamiento para pedirle a el Dios Único que perdone los pecados) Lucas 11:2-4, (La prohibición de alzar/decorar árboles) Jeremías 10:2-4 , (La prohibición de la homosexualidad) Génesis 19:24-25, (La prohibición del interés) Levítico 25:36-37, (El mandamiento para la circumsición) Génesis 17:10-11 , (La prohibición del vino) Los Romanos 14:21, (La prohibición del cerdo) Levítico 11:7-8, (El mandamiento para ayunar) Mateo 4:2, (El mandamiento para saludar con "Que la paz sea contigo") Lucas 24:36, Juan 20:26, etc...

* Jesús, el hijo de María, no fue enviado para morir por nuestros pecados. Cuando Adán y Eva erraron comiendo del árbol prohibido y fueron enviados a la tierra, se arrepintieron ante Alá, Quien acepto su arrepentimiento y los perdonó. (Al-Baqara 2:35-38) Entonces comenzó la prueba que llamamos la vida. Seremos responsables por nuestros pecados y no llevaremos la carga por otro. Este es el Corán [Fatir 35:18, An-Nahl 16:25] y aún se encuentran tres diferentes pasajes en la Biblia (Deuteronomio 24:16, Jeremías 31:30, Ezequiel 18:20). Los versos Coránicos destruye el concepto fabricado de que se nace con pecado. Contemplen esta simple pregunta: ¿ Un Dios Justo culparía a un recién nacido por algo que le paso antes de que naciera? De acuerdo con una narración autentica, el Mensajero de Alá (que la paz y bendiciones de Alá estén con él) dijo, "La pluma está alzada ante tres (personas que no serán juzgadas): el enloquecido hasta que recupere la razón, el dormido hasta que despierte, y los niños hasta que lleguen a la pubertad." (Relatado por Ahmad, Abú Dawud, An Nasai, y Ibn Majah; Al Hakim lo reportó con palabras similares.) Este es un ejemplo de la Misericordia y Justicia de su Señor. Él es el Más Clemente, el Más Misericordioso, y el Justo. Él es el Señor Quien no los juzgará por un error cometido por otra persona antes de que nacieran. Sepan que esto es la verdad.

29- Si alguien desea una religión diferente del Islam, no se le aceptará y en la otra vida será de los que pierdan. [3:85]
 

30- Ciertamente, la Religión, para Alá, es el Islam. Aquéllos a quienes se dio la Escritura no se opusieron unos a otros, por rebeldía mutua, sino después de haber recibido la Ciencia. Quien no cree en los signos de Alá,... Alá es rápido en ajustar cuentas. [3:19]

31- Cuando los judíos y los cristianos se reunieron ante el Profeta Muhammad (que la paz y bendiciones de Alá estén con él) y discutieron sobre la religión de Abraham- los cristianos diciendo que Abraham fue cristiano y los rabinos judíos diciendo que fue judío- Alá reveló lo siguiente:
 

¡Gente de la Escritura! ¿Por qué disputáis de Abraham, siendo así que la Tora y el Evangelio no fueron revelados sino después de él? ¿Es que no razonáis? ¡Mirad cómo sois! Disputabais de lo que conocíais. ¿Vais a disputar de lo que no conocéis? Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis. Abraham no fue judío ni cristiano, sino que fue hanif, sometido a Alá, no asociador. Los más allegados a Abraham son los que le han seguido, así como este Profeta y los que han creído. Alá es el Amigo de los creyentes. [3:65-68]

32- Cada uno gustará la muerte, pero no recibiréis vuestra recompensa íntegra hasta el día de la Resurrección. Habrá triunfado quien sea preservado del Fuego e introducido en el Jardín. La vida de acá no es más que falaz disfrute. [3:185]

33- Nos propone una parábola y se olvida de su propia creación. Dice: "¿Quién dará vida a los huesos, estando podridos?" Di: "Les dará vida Quien los creó una vez primera -Él conoce bien toda creación. [36:78-79]
 

¡Hombres! Si dudáis de la resurrección, Nosotros os hemos creado de tierra; luego, de una gota; luego, de un coágulo de sangre; luego, de un embrión formado o informe. Para aclararos. Depositamos en las matrices lo que queremos por un tiempo determinado; luego, os hacemos salir como criaturas para alcanzar, más tarde, la madurez. Algunos de vosotros mueren prematuramente; otros viven hasta alcanzar una edad decrépita, para que, después de haber sabido, terminen no sabiendo nada. Ves la tierra reseca, pero, cuando hacemos que el agua baje sobre ella, se agita, se hincha y hace brotar toda especie primorosa. [22:5]

34- Es Quien ha creado la muerte y la vida para probaros, para ver quién de vosotros es el que mejor se porta. Es el Poderoso, el Indulgente. [67:2]
Hemos adornado la tierra con lo que en ella hay para probarles y ver quién de ellos es el que mejor se porta. [18:7]

35- Somos Nosotros Quienes hemos revelado la Amonestación y somos Nosotros sus custodios. [15:9]
Es, en verdad, un Corán noble, contenido en una Escritura escondida. [56:77-78]
 

Que la paz y bendiciones de Alá estén con todos los profetas mencionados y con los que no se mencionaron. ( Hay mensajeros de los que te hemos referido y mensajeros de los que no te hemos contado nada. Y Alá le hablo a Musa directamente [4:164]) , y con María, a quien Alá escogió sobre todas las mujeres (Y cuando los ángeles dijeron:"¡María! Alá te ha escogido y purificado. Te ha escogido entre todas las mujeres del universo. [3:42]), y que Alá este complacido con todos los compañeros. ( Alá está satisfecho de los más distinguidos -los primeros de los emigrados y de los auxiliares-, y de quienes les siguieron en sus buenas obras. Ellos también estarán satisfechos de Él, Que les ha preparado jardines por cuyos bajos fluyen arroyos en los que estarán eternamente, para siempre. ¡Ése es el mayor éxito! [9:100])
 

 

 

 

 

INICIO